La noticia antes que nadie

¿Qué es la dieta flexitariana?

La base de la alimentación es una dieta vegetariana, pero un flexitariano nunca es un vegetariano ni un subtipo dentro de estos

Agencia | 09/10/2017 | 11:25

En la actualidad gozamos de mucha libertad y opciones en el mercado como para escoger la dieta que más se ajusta a nuestro credo, estilo de vida, preferencias y necesidades físicas: vegetarianos, veganos, crudiveganos, frugívoros… Son infinitas las opciones, pero hay una que se ha erigido como la dieta del equilibrio y de lo healthy: el flexitarianismo.

Tal vez es la primera vez que escuchas este término o ya te es familiar, una conocida marca de ropa se ha asociado con un restaurante barcelonés flexitariano para que puedas degustar sus recetas mientras compras.

 Qué es el flexitarianismo y en qué se diferencia del vegetarianismo

“Se puede llamar flexitarianos a aquellas personas que basan su alimentación en una dieta vegetariana, pero que de manera ocasional y por diversas razones, consumen algunos productos de origen animal: mariscos, pescados, aves y carnes, aunque no necesariamente todos ellos”

Pero entonces, ¿son ‘vegetarianos a medias’? Aunque la palabra flexitariano (del inglés flexitarian) procede de la unión de los términos flexible vegetariano, no podemos considerarlos como ‘vegetarianos flexibles’. “La base de la alimentación en una dieta vegetariana, pero un flexitariano nunca es un vegetariano ni un subtipo dentro de estos, ya que el consumo de pescado y carne, aunque sea puntual lo excluye de este grupo”, afirma autor del blog Delokos.

No obstante, para los flexitarianos consumir carne no constituye una transgresión a su modelo de dieta ni tampoco va seguido de un sentimiento de culpa.

¿Se considera un estilo de vida que puede abarcar otras cosas más allá de la alimentación?
El maltrato animal o cuestiones relacionadas con el medioambiente son las que llevan a muchas personas a adoptar una dieta vegetariana. Pero, ¿los flexitarianos, también comulgan con estos preceptos? No se pueda afirmar como tal, pero sí es cierto que la mayoría de las veces presta más atención tanto al origen de los alimentos, agricultura biológica, ganadería extensiva y pesca sostenible, como a unos métodos de preparación más saludables.

¿Qué beneficios nos aporta esta dieta?
Es una dieta saludable, ya que combina los beneficios de los productos de origen vegetal con los nutrientes que nos puede aportar una ingesta esporádica de los de procedencia animal. “Hace años era un modelo más común, una alimentación basada en verduras y de vez en cuando carne o pescado, quizá porque no había la disponibilidad actual, que provoca que su consumo sea muchas veces excesivo”, sentencia.

Además se trata de una dieta equilibrada, baja en grasas saturadas y colesterol, cardiprotectora, alta en nutrientes y fibra, que también se ve beneficiada por los aportes puntuales de ácidos grasos Omega 3 procedentes del pescado y proteínas de alta calidad y vitamina B12 que provienen de las carnes.

Ese consumo eventual de productos de origen animal es lo que les da cierta ventaja sobre los vegetarianos a la hora de comer fuera o viajar, estos son los momentos elegidos por muchos flexitarianos para comer carne y en casa poder ceñirse tan solo a vegetales u otros productos”.

¿Supone un gasto mayor para nuestro bolsillo?
Todo lo contrario, si la comparamos con los hábitos alimentarios más comunes entre la población. Es más, al consumir mucha menos carne o pescado, hay más presupuesto para vegetales de mayor calidad y de origen biológico. Ve al supermercado y llena un carro de verduras y otro con pescado y carne.

Quizás, al igual que sucede con la alimentación vegetariana, si que nos obliga a cocinar más y a dedicarle un poco más de tiempo a la preparación de las comidas. Pero eso es bueno, saludable y divertido.

 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.