La noticia antes que nadie

Conoce los baños de sonido y su poder sanador

Algunos expertos en yoga aseguran que han incorporado baños de sonido a sus clases porque tienen un efecto muy similar a los asanas: liberan tensiones y fomentan la relajación.

Agencia | 04/10/2017 | 12:28

El sonido habilita una conexión con nosotros mismos y con otras personas. Si nos permitimos fluir en él, veremos que actúa a niveles más profundos de lo que imaginamos. En ocasiones, las terapias alternativas suelen trabajar desde lo sutil sin que podamos (al menos en primera instancia) reconocer los cambios que se producen en nosotros.

Pero los baños de sonido son la excepción. Este tipo de terapias sonoras no solo pueden oírse, sino también sentirse. Hoy decidimos, entonces, contarte más sobre el poder sanador de los baños de sonido para que tú también te animes a probarlos.

El poder del sonido
Ya sea en rituales paganos, poesía, teatro o ceremonias religiosas, la música se ha utilizado desde tiempos inmemoriales como una herramienta de sanación. Abundan las investigaciones que comprueban desde métodos científicos este poder.

Un estudio reciente, por ejemplo, demuestra el efecto positivo que produce la terapia musical en mujeres con problemas de adicción a las drogas, ya que los sonidos fomentan la catarsis, la empatía y la esperanza.

En otra investigación se analizó el efecto de la música en un grupo coral y los resultados fueron contundentes: cantar juntos les brinda «beneficios sociales, personales y de salud, además de mucho disfrute».

También se ha demostrado que los pacientes que atraviesan una cirugía a corazón abierto y están expuestos a una música de vibraciones bajas suelen tener menos tiempo de recuperación y precisan menos medicamentos.

Como si fuera poco, está comprobado que el sonido ayuda a reducir el dolor, aumenta las conexiones neuronales e incrementa la calidad de vida de las personas que sufren de cáncer, demencia, o que han sufrido un derrame cerebral.

Son muy accesibles
Algunos expertos en yoga aseguran que han incorporado baños de sonido a sus clases porque tienen un efecto muy similar a los asanas: liberan tensiones y fomentan la relajación. Además, resultan muy accesibles para todo el mundo.

Desde el principiante hasta el avanzado podrán gozar de esta experiencia, ya que no requiere de ningún tipo de habilidad ni conocimientos previos. Incluso una persona que jamás haya apreciado la belleza del sonido de seguro quedará maravillada durante un baño de música.

La tecnología queda por fuera
Aun teniendo en cuenta las ventajas a nivel comunicacional que nos brindan los dispositivos tecnológicos, no podemos desconocer la desconexión que muchas veces promueven. El contacto humano verdadero, una mirada sostenida, un sonido real son aquellos regalos que nos brinda la naturaleza y otros seres que nos posibilitan una reconexión con lo esencial.

En general, durante las sesiones de baños de sonido no se permite el uso de celulares, lo que posibilita (al menos por un rato) dejar de prestarle atención a las aplicaciones y concentrarnos en sentir y experimentar lo que nos rodea. Una atención fragmentada, además, no nos ayuda a concentrarnos en nosotros mismos y en aquello que nos sucede internamente. Los baños de sonido son la oportunidad perfecta para lograrlo.

Vivimos inmersos en un mundo en el que basta hacer un clic para acceder a millones de discos de música de todo tipo. Aun en este contexto, son muchas las personas que se vuelcan por reunirse y compartir un baño de sonido que no solo relaja, sino que facilita la sanación desde muchos aspectos.

Esperamos que te haya inspirado esta información y que te animes a descubrir por ti mismo las bondades de los baños de sonido.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.