La noticia antes que nadie

Consejos sobre las comidas de oficinas

Estadísticas recientes muestran que evitar comer fuera de casa mientras estemos a dieta es lo mejor que podemos hacer para no boicotearla o romperla.

Agencias | 11/09/2017 | 12:27

Incluso cuando tratamos de mejorar nuestra manera de comer, al trabajar fuera de casa solemos enfrentar grandes tentaciones, y los almuerzos son una de ellas, pues pueden crear una total falta de control en nuestra dieta.

1. Es duro decirlo, pero estadísticas recientes muestran que evitar comer fuera de casa mientras estemos a dieta es lo mejor que podemos hacer para no boicotearla o romperla. Sin embargo, expertos nutricionistas coinciden en aconsejarnos: “Olvida lo sucedido, no sientas culpa y al día siguiente vuelve a tu rutina sin pensar en lo que hiciste mal”. Excelente idea que elimina el remordimiento futuro.

2. Evita almuerzos o cenas, sugiere un desayuno de trabajo o un café a mitad de la tarde. De lo contrario, opta por un restaurante que brinde platillos que se ajus- ten a tu dieta. Los italianos siempre tienen ensaladas, sopas o carpaccios.

3. Come algo sano antes de tu reunión, así no llegarás con hambre y caerás en la tentación. Una fruta o cinco almendras son perfectas.

4. Cuando vayas a un restaurante ordena raciones más pequeñas, como appetizers. También puedes pedir medias porciones (en muchos lugares ofrecen esta alternativa con algunos de sus platos) o, sin mirar el menú, pide pescado o pollo a la parrilla y acompáñalo con vegetales o ensalada.

5. Ahorra calorías evitando la cesta del pan y la mantequilla. En vez de pedir vino o una soda, bebe agua fría. Esto puede ahorrarte 300 calorías, sin siquiera comenzar la comida.

6. Las frutas son el mejor postre que puedes elegir. Un helado de yogur también es buena opción.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.