La noticia antes que nadie

Emiten alerta máxima en Colombia por fiebre aftosa

Ganaderos y agricultores piden al gobierno acciones para contrarrestar el virus, que pone en peligro la certificación sanitaria para las exportaciones.

Notimex | 22/07/2017 | 09:28
La fiebre aftosa que ingresó desde Venezuela a los hatos colombianos tiene en máxima alerta a ganaderos y agricultores, quienes piden al gobierno más acciones para contrarrestar este virus, que pone en peligro la certificación sanitaria para las exportaciones de este país andino.
 
El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Jorge Bedoya, dijo que la fiebre aftosa en varios hatos es “muy preocupante y el gobierno colombiano debe fortalecer todas su acciones en todo el país a través del Instituto Colombiano de Agricultura (ICA).
 
Insistió que el reto es defender la certificación sanitaria que “tanto esfuerzo le ha costado a los ganaderos colombianos. Es importante que se unan los ganaderos y limen las asperezas que tienen con el gobierno”.
 
Para Bedoya hay que defender el bienestar de los hatos colombianos y abrir los mercados que se están cerrando por la presencia de esta enfermedad que ingreso a Colombia a través de cabezas de ganado que han ingresado de contrabando desde Venezuela.
 
Venezuela comparte con Colombia una frontera de dos mil 200 kilómetros, y es un centro de operaciones para las actividades ilegales como es el contrabando de ganado en pie y en canal, que en muchos puntos fronterizos las bandas ilegales evaden los controles de las autoridades de ambos países.
 
Para el presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie, el gobierno debe definir una “zona roja de seguridad” para reforzar en dicha área la presencia de la Fuerza Pública.
 
“La acción de la autoridad no se puede limitar a vacunar lo que aparezca, sino a realizar control sanitario predio a predio, como lo hacía Fedegán durante su administración del Fondo Nacional del Ganado para establecer variaciones significativas de población bovina y reportarlas al ICA para investigar, ya sea el ocultamiento de ganado o el crecimiento excesivo producto de posible contrabando”, sostuvo el dirigente de los ganaderos.
 
Para el presidente de Federan, “la culpa no es de la vaca, como reza el aforismo, y ni siquiera del ICA, sino del gobierno y del ministerio, que ofrecieron fortalecer esa entidad y no cumplieron, desaprovechando inclusive facultades extraordinarias”.
 
Por su parte, el gobierno colombiano ha admitido la gravedad de la fiebre aftosa en varios hatos en la frontera con Venezuela, e incluso en otras regiones del centro del país, de acuerdo con reportes de autoridades del sector agropecuario.
 
El presidente Juan Manuel Santos ordenó fortalecer el plan de control y erradicación del virus, en especial en la zona de frontera con Venezuela.
 
En tales acciones se toma en cuenta que el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (PANAFTOSA) “ha comprobado científicamente que el virus de fiebre aftosa que en este momento afecta al país es de origen venezolano, lo cual demuestra que la enfermedad es consecuencia de actividades ilícitas derivadas del contrabando”.
 
El gobierno de Colombia creó “la Mesa de Coordinación Fronteriza, en la cual las autoridades nacionales, regionales y locales, las fuerzas militares y de policía, los gremios y en coordinación con los ganaderos, realizarán acciones para erradicar el brote existente y proteger la seguridad sanitaria del país”.
 
En el marco de la emergencia sanitaria, instaurada por el ICA, se implementarán las siguientes medidas, tendientes a enfrentar el contrabando en frontera: 
 
Redoblar la vigilancia aérea, la presencia militar y el apoyo tecnológico de control e inspección en los pasos informales en frontera.
 
Además fortalecer los 73 puestos actuales de control en la zona fronteriza con Venezuela. “Los animales, de origen venezolano que sean aprehendidos en territorio nacional y que sean aprehendidos en virtud de los dispositivos de control serán sacrificados de manera inmediata por autoridades competentes”,
 
Las autoridades adelantarán “un proceso de socialización de carácter preventivo con los propietarios o administradores de predios rurales, gremios y ganaderos sobre las consecuencias judiciales, especialmente aquellas de orden penal, de la comercialización de ganado de contrabando”.
 
Las autoridades locales tienen la obligación de prohibir “el tránsito nocturno de ganado en las regiones de frontera. Aplicar medidas sanitarias a las personas que ingresan por los siete pasos fronterizos y poner tapetes con químicos en dichos pasos para la desinfección preventiva”.
 
Apoyo logístico al ICA para la ampliación de controles sanitarios especialmente a aquellos vehículos que hacen de la operación de importaciones del vecino país hacia Colombia, para fumigar dichos vehículos en importaciones de productos distintos a temas de carne.
 
El gobierno aplicará medidas “de extinción de dominio a los bienes involucrados en la comercialización de ganado de contrabando, además de sanciones y sellamientos a establecimientos de comercio que vendan carne de contrabando. Aumentar los controles a la facturación en expendios, fortaleciendo la trazabilidad del comercio.
 
“Este conjunto de acciones y el mecanismo de coordinación buscan evitar que el virus pueda expandirse a otras regiones del país, vía contrabando del vecino país Venezuela, y se afecte aún más a un sector del que dependen más de 450 mil ganaderos en Colombia”, subrayó el Ministerio de Agricultura.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.