La noticia antes que nadie

Circo, maroma y teatro

DETRÁS DEL TELÓN

Armando Limón Hernández | 16/07/2017 | 13:14

REVIVEN CADÁVERES POLÍTICOS.- A raíz de la publicación de un video donde se dejó entrever la supuesta existencia de una red de corrupción, conformada por un grupo de diputados y personal de la Auditoría Superior del Estado, el Congreso del Estado se vio obligado a tomar medidas emergentes, derivadas sin duda de las presiones sociales que ejercieron algunas agrupaciones civiles, activistas y hasta uno que otro “cadáver” político que vio la oportunidad de buscar aprovechar la coyuntura y la manera sobrevivir, con el único fin de estar visible ante la cercanía de los procesos electorales del 2018.

Sin pretender desviarnos del tema central y que estará vinculado a la corrupción y a la impunidad, no podemos dejar de mencionar la reaparición de algunos personajes de la política potosina, que incluso han fungido como funcionarios de anteriores administraciones, tanto estatal como municipales; y que ahora han logrado filtrarse a organizaciones civiles para abanderar la lucha contra la corrupción. Pero, lo más grave es que a estos personajes se les olvida, o pretenden que se nos olvide, que en la actualidad enfrentan sendas sanciones de inhabilitación y la retribución de recursos públicos por “rateros”.

SE LOS DIJE.- Pero bueno, entrando al tema principal, y sin pretender establecer esa frase tan trillada, “se los dije”, resulta que algunos analistas, aseguran que el rechazo aprobado por los diputados de la LXI Legislatura sobre las 113 cuentas públicas que contemplan los tres poderes, así como los 58 ayuntamientos y los organismos descentralizados, sólo forman parte de un show mediático, en donde a final de cuentas no pasará absolutamente nada.

Hay que recordar que lo que mal comienza, mal termina, y por lo tanto esto se puede atribuir a la posible decisión anticipada y presionada de los diputados, que tampoco se descarta que algunos de ellos pudieran haber actuado de manera maquiavélica, pensando que todo este merequetengue se vendrá abajo y no habría responsabilidad alguna para nadie.

Los que saben de esto, advierten que el haber rechazado los informes de las cuentas públicas sin haber justificado o sustentando los motivos, les dará una gran oportunidad a los funcionarios municipales corruptos de que no ocurra nada, e incluso que sus fechorías cometidas en el 2016 queden en la impunidad, pues al parecer sería ilegal una nueva fiscalización de las cuentas, tomando en cuenta que todo se hizo mal desde el comienzo.

SALIDA HACIA NINGÚN LADO.- La salida emergente que pretenden justificar los integrantes de la legislatura local, en torno a la contratación de un despacho externo para fiscalizar por segunda ocasión las cuentas públicas a fin de generar un mínimo de certeza, para aminorar el rechazó ciudadano, pareciera que no será la solución para recobrar la confianza de los ciudadanos en sus instituciones y mucho menos creemos que vaya a contribuir para aminorar el gran rechazo ciudadano que se tiene hacía los actuales diputados.

Por si fuera poco, la contratación de un despacho externo no vendrá a solucionar el problema que se tiene con la fiscalización de las cuentas, porque simple y sencillamente, sólo actuarían como asesores y apoyo del trabajo que deberán realizar los integrantes de la Auditoría Superior del Estado (ASE), de acuerdo a lo establecido en la propia Ley General de la Auditoría, es decir que sólo apoyarán para validar lo que ya conocemos y que se refiere al gran desvió cometido por todos los alcaldes, sin excepción.

LO MÁS COMPLICADO DEL ASUNTO.- El problema de fondo en torno a si se maquillaron las cuentas públicas, no está en el ejercicio fiscal 2016, sino en la fiscalización de las cuentas 2015, lo que hace más complicado el asunto, tomando en cuenta que las acusaciones en contra de 5 diputados está basada en la revisión de los ejercicios fiscales 2016, motivo suficiente para que la Procuraduría General de Justicia del Estado deje sin efecto cualquier aplicación de responsabilidad.

Por si fuera poco, no se puede perder de vista que las acusaciones en contra de los diputados Enrique Flores, Oscar Bautista, Guadalupe Torres y Josefina Salazar, están basadas en dichos y un video, que en el ámbito jurídico no demuestra absolutamente nada. Además existe jurisprudencia, que será tomada en cuenta por el juez de la causa, en el sentido de que un video no es prueba suficiente para establecer responsabilidades y mucho menos, cuando este se obtuvo de manera ilegal.

EL SHOW QUEDARÁ EN NADA.- Por lo tanto, es claro que a pesar del Circo, Maroma y Teatro que surgió a raíz de un video, quedará en eso, en puro “show mediático” y que será cuestión de semanas, cuando podamos observar el regreso de aquellos legisladores que solicitaron licencia, aunque ello no significa que verdaderamente hayan prevalecido los actos de corrupción e impunidad.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.