La noticia antes que nadie

Entre Papeles

Entre 15 años de Rubí y 15.1 miles de barriles de gasolina

Pedro Cervantes Roque | 31/12/2016 | 01:46
Mientras la fiesta por los 15 años de Rubí estaban en su apogeo en La Joya, en las gasolineras de la capital potosina largas filas de consumidores esperaban que las pipas de Pemex abastecieran las estaciones para pasar la Navidad en santa paz. Por lo visto no logramos ni una ni otra.
 
El fenómeno mediático de Rubí produjo algunas controversias. Incluso por la estimación del número de personas que se desplazaron a la comunidad de La Joya, pues mientras algunos medios estimaron que fueron alrededor de 30 mil, el gobierno no tuvo empacho en duplicar esa cifra como si con ello pudiera quedar mejor a los ojos desencantados de los consumidores de gasolina que permanecían pacientes en las colas de autos.
 
Si usted se pregunta cuál es la razón por la que dos temas sin aparente vinculación los meto en el mismo costal para especular sobre sus causas y efectos, le puedo decir que ambos tuvieron para nosotros impactos parecidos. Si la desesperación por conseguir unos litros de combustible llevó a muchos a llenar garrafas y luego ofrecerlas al mejor postor a través de las redes sociales, también es cierto que tuvimos el tiempo y el interés por seguir de cerca los acontecimientos en La Joya, donde la jovencita pasó momentos de angustia por no tener idea de qué iba a pasar durante su festejo.
 
Negar que la fiesta quinceañera no sirvió de un poco de alivio ante nuestros pesares por lo del combustible, es ir contra la realidad. No se había registrado un fenómeno mediático que alcanzara a llamar la atención en países del continente europeo. Por supuesto que el interés se movió en ese campo independientemente de que nuestros pesares estuvieran al máximo ante la falta de combustible.
 
Pero hay cosas que suceden simultáneas y aparecen colocadas en los extremos de la escala de valores del bien al mal. Es complicado evaluarlos por separado porque llegaron hermanados por el tiempo. Podríamos exagerar las consideraciones en uno y en otro, pero no podemos negarles el impacto que producirán en el corto y mediano plazos.
 
Los nuevos precios de la gasolina, que esperamos a partir de mañana, impactarán sin duda en nuestra economía. La escalada de precios se desboca y con seguridad los aumentos salariales, siempre modestos, serán anulados a partir de mañana. Para el salariado no habrá ningún buen deseo de Año Nuevo que lo relaje, que le despierte la esperanza.
Pero los 15 años de Rubí no pueden quedar solamente en el plano anecdótico. Abrieron un balcón desde el que nuestro Altiplano se puede mostrar en todo su esplendor. Ya que ningún funcionario promotor del desarrollo ha tenido la vergüenza de reconocer su falla cuando se trata de promover la zona, al menos debían de imaginar cuáles podrían ser los efectos aprovechables de la exposición que ha tenido la región. Ignorancia y torpeza van ligados de la mano de esos funcionarios.
 
ES TIEMPO DE CORREGIR LAS POLÍTICAS PÚBLICAS DE DESARROLLO
Es común pensar que las entidades que forman nuestro mapa nada tengan que hacer respecto de la integración de planes y programas de desarrollo. Como si nuestro mosaico nacional no fuera lo diverso que es y solamente la voz del gobierno federal orientara los esfuerzos y dedicaciones de los 32 estados de la República.
Hay gobiernos que no atinan sino a presentar copias mal hechas de los planes nacionales en diferentes campos de nuestra economía. Otros que ni siquiera es. Es el caso de San Luis, donde ignoramos cuáles sean los planes que el gobierno quiere concretar durante el sexenio que durará el gobierno. Se ha pasado un año de la administración y es hora que mucho se ignora.
 
Pero no debemos escribir solamente de oídas ni basados en supuestos. Una realidad es que nuestro estado es mayoritariamente pobre. No hemos abandonado esa condición a pesar de todos los esfuerzos e inversiones que con frecuencia se anuncian y de cuyos resultados nunca tenemos la más mínima noticia.
 
Nuestros municipios del norte están desolados. Unas cuantas empresas mineras apenas sostienen unas cuantas familias y el promedio de población por kilómetro cuadrado es escandalosamente bajo. Debe haber riquezas en el Altiplano pero no hay aliento entre sus habitantes porque carecen del impulso que frecuentemente presumen funcionarios con particular entusiasmo, pero que a la hora de concretarlos les dan torzones.
 
La ganadería menor es frecuentemente citada como un valor que sería de provecho para la gente de esa zona. Que se sepa, hasta hoy los campesinos casi regalan su ganado a compradores que los revenden en los estados del norte y se cansan de ganar dinero. ¿Le importa algo de esto a los principales funcionarios del estado? No se ve que eso suceda.
 
Con qué cara descienden del helicóptero los funcionarios que visitan comunidades alejadas cargando un costal de promesas. Nadie tiene cabal idea de qué bulle en sus cabezas cuando sonríen ante las cámaras de los fotógrafos oficiales que se encargan de hacer llegar las imágenes casi como actas certificadas de “buen trabajo”.
Pero mientras los gobiernos de los estados y los ayuntamientos no cambien, aparten su voracidad por allegarse el dinero fácil, dejen plantados a los habitantes de los municipios más pobres porque no cumplen las promesas que siempre pregonan, lo único que puede suceder es que el territorio se siga quedando solo, triste y abandonado.
 
 
LA BORUCA
Una muy “selecta” lista de invitados -palomeada desde la Secretaría General- acudió el jueves a un restaurante de la carretera a Guadalajara con el fin de comer bajo el banderín de “Los Macabeos”. Figuras maltrechas de nuestro escenario político del siglo pasado (los ochentas, para ser exactos) rodearon al doctor Juan Manuel Carreras mientras daban cuenta de opíparo banquete. Ni huesos dejaron porque eso buscan. Si piensan resurgir y espantar a priístas, panistas y perredistas -se reparten en los tres- creo que se exceden y la única expresión que se me viene a la mente es… ¡Esteee!!
 
+++
 
No sé si los cálculos que hace el alcalde Ricardo Gallardo Juárez especto de su futuro político estén fincados en la realidad y si el método de análisis que utiliza sea el correcto. Lo único que yo veo es que su figura se desgasta y no lo ve. Como que tiene ceguera de taller. El poder deslumbra y suele causar estragos en las figuras que poca o ninguna experiencia tienen en el servicio público. Repartir espejitos para comprar voluntades no puede ser garantía de futuros triunfos. Hasta dentro del PRD, que parece tener en sus manos, habría inconformes, pero la suerte está de su lado. Con las figuras que merodean en el PRI no parece haber motivos de preocupación para el alcalde.
 
+++
 
Este fin de año cualquier deseo de dicha y prosperidad tiene sus asegunes. No obstante, quiero expresar a los lectores de estas modestas líneas una felicitación por lo alcanzado en este año que termina hoy y -con todo- desearle que las cosas nos salgan mejor a partir de mañana porque para regadas ya estuvo suave.
 
+++
 
¡CALLEN ESA BORUCA!!
 
@pedrocervantesr

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.