La noticia antes que nadie

¿Tomaste de más en las fiesta? 10 comidas que reducen el efecto de la borrachera

Platos para comer antes, durante y después de beber para que no te estalle la cabeza.

Plano Informativo | 10/07/2016 | 11:13

Existen varios remedios para el dolor de cabeza cuando te pasate de copas. El más infalible, obviamente, es el control a la hora de tomar. Pero si no es tu caso, tenemos una solución: comiendo estos alimentos reduces el efecto de la borrachera. La clave está en ingerir unos antes, otros durante o después de beber. Acá van:


Antes: frutas, hamburguesas y papas fritas
El alcohol es un diurético que no sólo elimina líquido de tu cuerpo, sino también nutrientes esenciales para tu organismo. Así que en la previa asegurate de hacer una base tomando uno o dos vasos de agua o comiendo frutas para estar bien hidratado, además de ingerir alimentos calóricos. Si tienes comida en tu estómago, la entrada de alcohol en el torrente sanguíneo es más lenta. Los carbohidratos complejos y alimentos ricos en grasas -una hamburguesa con queso o papas fritas, por ejemplo- son los más efectivos. 

Durante: quesos y nueces
En esta etapa, más que comer, prestá atención a lo que estás tomando. Alterna un vaso de agua entre ronda y ronda para mantenerte hidratado y evita las bebidas energizantes, que provocan aún más deshidratación. En su lugar, intenta mantener el azúcar en sangre bebiendo tragos frutales. Dile no a los snacks como papas fritas, pretzels y nachos. Pueden ser muy tentadores pero al ser salados sólo te dan sed y estarás más propenso a tomar. En cambio, los quesos y las nueces son ricos en grasas y proteínas, que hacen lenta la absorción del alcohol.

Después: pizzas, pastas y hot dogs
¿Te mueres por comerte un hotdog con lluvia de papas y 3 salsas diferentes? No te reprimas. A esta hora es mejor satisfacer cualquier antojo de alimentos grasos. Las grasas y proteínas alentarán la absorción de alcohol que todavía circula por tu sistema y aseguran que no te levantes muerto de hambre la mañana siguiente. Las pizzas o pastas son una buena opción, ya que tanto el queso como los carbohidratos son una fuente rica de aminoácidos. Una Gatorade antes de acostarte también ayuda.

La mañana siguiente: tostadas y sándwich de jamón y queso 
Si todavía te sientes mareado (¿qué diablos estabas bebiendo?), repon tus reservas con una mezcla de carbohidratos, grasas y proteínas. Un desayuno completo con tostadas con queso crema o un sándwich de jamón y queso acompañados con un vaso de naranja o ananá pueden ser la solución. Por más que tus instintos te pidan café, ¡no lo hagas! La cafeína exacerba los síntomas de abstinencia alcohólica. Por último, si te quedan fuerzas, calzate las zapatillas y vete a mover al gym para sudar todos los vicios de la noche anterior.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.