La noticia antes que nadie

¿Por qué te gusta quién te gusta?

Agencia | 07/08/2015 | 11:52
Todos hemos oído frases como "fue amor a primera vista", "es la belleza interior la que realmente importa", y "los opuestos se atraen”, pero realmente qué es lo que hace que alguien te guste, ¿cuál es la ciencia de la ley de la atracción?
 
Para responderlo, la socióloga Elizabeth McClintock de la Universidad de Notre Dame se dedicó a analizar los impactos del atractivo físico y la edad en la selección de pareja y los efectos de género y los ingresos en las relaciones. Su investigación ofrece nuevas pistas sobre por qué y cuándo funciona la flecha de Cupido.
 
En uno de sus estudios, Handsome wants as handsome does (algo así como guapo siempre busca guapo) publicado en Biodemography and Social Biology, McClintock examinó los efectos de la atracción física en los adultos jóvenes en su sexualidad e historia romántica (número de parejas, estado civil, el momento de las relaciones sexuales), revelando las diferencias de género en las preferencias.
 
El hacerse novios a menudo se conceptualiza como un proceso competitivo, como un proceso de adaptación en el que los individuos implícitamente intercamiban sus bienes por los de un compañero, tratando de encontrar la relación de pareja más gratificante y más deseable que pueda conseguir dado su propio patrimonio. Esta metáfora del mercado ha sido aplicada principalmente a los mercados matrimoniales y se centró en el intercambio de los ingresos o el estatus de otros recursos deseados, tales como el atractivo físico, pero se puede extender fácilmente para explicar la selección de pareja en el adulto joven antes del matrimonio o mercado de las citas”, dijo McClintock
 
 
El estudio de McClintock mostró que así como una buena apariencia puede ser cambiada por el estado y los recursos financieros, el atractivo también puede ser objeto de comercio por el control sobre el grado de compromiso y la progresión de la actividad sexual.
 
Entre sus hallazgos McClintock encontró:
 
Las mujeres muy atractivas físicamente tienen más probabilidades de establecer relaciones exclusivas que formar relaciones puramente sexuales .
Las mujeres muy guapas también son menos propensos a tener relaciones sexuales en la primera semana de conocer a una pareja. Es de suponer que esta diferencia se debe a que las mujeres físicamente más atractivas utilizan su mayor poder en el mercado de citas para controlar los resultados dentro de sus relaciones.
Para las mujeres, el número de parejas sexuales disminuye con el aumento del atractivo físico, mientras que para los hombres, el número de parejas sexuales aumenta con el aumento del atractivo físico
Para las mujeres, el número de parejas sexuales está ligado al peso: entre más delgadas reportan menos parejas. La delgadez es una dimensión de la capacidad de atracción de las mujeres, por lo que es consistente con el hallazgo de que las mujeres más atractivas reportar menor número de parejas sexuales, al menos con el estereotipo de belleza imperante.
Otro de los recientes estudios de McClintock (aún no publicado), titulado Desirability, Matching, and the Illusion of Exchange in Partner Selection (Atracción, Coqueteo y la Ilusión de intercambio en la selección de parjea) evalúa y rechaza el estereotipo de la "esposa trofeo" de que la condición de belleza de las mujeres se somete al comercio de los hombres.
 
"Obviamente, esto sucede a veces", dice, señalando a Donald Trump y Melania Knauss Trump, como un ejemplo.
 
"Pero la investigación previa ha sugerido que a menudo se produce en la selección de pareja todos los días entre las personas "normales "... toma nota de que la belleza de la mujer y la condición del hombre (educación, ingresos) están positivamente correlacionados, es decir, tienden a aumentar y disminuir juntos", aseveró la investigadora.
 
Según McClintock, el estudio previo en esta área ha tenido en cuenta dos factores importantes:
 
"En primer lugar, las personas con un estatus más alto son, en promedio, calificados físicamente más atractivos - tal vez porque son menos propensos a tener sobrepeso y más posibilidades de utilizar aparatos ortopédicos, ir al dermatólogo o tener ropa bonita. En segundo lugar, la fuerza más poderosa, con mucho, en la selección de pareja es la similitud - en la educación, la raza, la religión y el atractivo físico", señaló.
 
Después de estos dos factores en cuenta, la investigación muestra que no hay, de hecho, una tendencia general a que las mujeres intercambien su belleza por el dinero.
 
"De hecho, me parece que hay poca evidencia de intercambio, pero me parece que hay una evidencia muy fuerte de juego. Con algunas excepciones, la gran mayoría de las personas seleccionan parejas que son similares a ellos mismos, tanto en el estatus como en el atractivo"

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.