La noticia antes que nadie

Alimentos sanos que son malos

Agencia | 22/04/2015 | 10:50

La alimentación es la principal fuente de autocuidado que podemos brindarle a nuestro cuerpo. Es decir que, además de encargarse de brindar un grado placer eximio, tanto la dieta como su rutina son claves fundamentales para distinguir cuando una persona tiene el interés de cuidarse a ella misma y a los suyos. Podríamos decir que la alimentación es entonces un espejo del alma y de cómo la tratamos…

Por ello, cuando un médico,  un psicólogo nos preguntan acerca de nuestra alimentación, lo hacen con la intención de comprender cuál es el cuidado que le damos tanto al cuerpo como a nuestra propia persona. ¿Puedes reflexionar un momento para recordar cuáles son tus hábitos alimenticios: comes entre tres y cinco veces al día con horarios aproximadamente establecidos, procuras consumir alimentos bajos en grasas y azúcares pero ricos en nutrientes naturales, cuáles son los alimentos que normalmente se encuentran en la despensa de tu hogar?

Todas estas situaciones vierten un sinfín de alternativas que permiten tomar decisiones en función de la salud integral, el autocuidado y, hasta cierto punto, el amor propio. Así que, con el fin de brindar un grano de arena a estas decisiones de salud, te compartimos información acerca de los alimentos que será mejor que mantengas lejos de tu cocina:

Pan blanco para sandwich. La mayoría de las marcas que se encuentran en los supermercados contienen una alta dosis de conservadores y estabilizantes. Una alternativa es pan orgánico.

Bebidas de soya o leche de vaca que contienen organismos genéticamente modificados (OGM). Además, estas bebidas cuentan con fitoestrógenos, los cuales propician la obesidad. Opta por jugos naturales o leche de almendra, coco o arroz.

Galletas empaquetadas de avena, las cuales cuentan con glúten y grasas trans. Existen las galletas de trigo o de avena como una alternativa saludable.

Las barras energéticas tienen harinas refinadas con gluten, azúcar, jarabe de maíz y grasas trans. En su lugar, escoge frutas y verduras como un rico snack.

Aderezos comerciales, los cuales contienen conservadores, jarabe de maíz y emulsificantes. Lo ideal es consumir aderezos caseros.

Las bebidas energéticas, vitamínicas o tés fríos. Todas estas bebidas son realmente una bomba de azúcar que terminan convirtiéndose en grasa para el cuerpo.

Jugo de verduras enlatado son sometidos a procesos químicos que le quitan el valor nutricional a las verduras y le agrega sodio.

Yogurt griego comercial están hechos con base de jarabe de maíz de alta fructosa, conservadores y emulsificantes. Una alternativa es Fage.

Complementos comerciales para el café que contienen grasas trans y jarabe de maíz.

Crema de maní comercial, la cual contiene grasas trans. Una alternativa puede ser Skippie natural.

Los cereales dulces y comerciales, ya que contienen gluten y jarabe de maíz de alta fructosa.

Avena o granola instantánea que contiene harina de trigo y jarabe de maíz o aceites vegetales.

Refrescos contienen químicos que activan receptores de adicción en el cerebro, además que se encuentran atascados de azúcar.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.