La noticia antes que nadie

Jóvenes prefieren el cigarro electrónico

El uso de estos dispositivos entre alumnos de secundaria y preparatoria se triplicó del 2013 al 2014, de acuerdo con datos federales dados a conocer ayer.

Agencias | 16/04/2015 | 23:37

 

Los cigarros electrónicos han llegado a la vida del adolescente estadounidense.

El uso de estos dispositivos entre alumnos de secundaria y preparatoria se triplicó del 2013 al 2014, de acuerdo con datos federales dados a conocer ayer, elevando la cifra de alumnos preparatorianos que los utilizan a un 13 por ciento, más que los cigarros tradicionales.

Alrededor de una cuarta parte de todos los alumnos de preparatoria y un 8 por ciento de los estudiantes de secundaria, 4.6 millones de personas en total, utilizaron alguna forma de tabaco el año pasado en Estados Unidos, de acuerdo con The New York Times.

Las cifras llegan como una sorpresa y, al parecer, enviaron a los creadores de políticas a territorio no explorado.

El año pasado, la Dirección de Alimentos y Medicinas (FDA) dio su primer paso tentativo hacia la regulación de los cigarros electrónicos, pero el proceso es lento y muchos expertos están preocupados de que se estén formando hábitos mucho más rápido de lo que se escriben las reglas.

Debido a que los cigarros electrónicos son tan nuevos, se sabe poco sobre sus efectos a largo plazo en la salud, haciendo que los reguladores se apresuren por recabar datos.

No obstante, los datos también contaban otra historia. Entre el 2011 y el 2014, bajó considerablemente la cifra de estudiantes preparatorianos que fumaban cigarros tradicionales, del 16 al 9 por ciento, y también disminuyó el uso de puros y pipas.

El cambio dejó entrever que algunos fumadores adolescentes podrían estar utilizando los cigarros electrónicos para dejar de fumar.

El tabaquismo sigue siendo la mayor causa individual de muerte evitable en EU, cobrando más de 480 mil vidas al año, y la mayoría de los científicos coincide en que es probable que los cigarros electrónicos, que contienen la nicotina pero no el peligroso alquitrán y otros químicos, sean menos dañinos que los cigarros tradicionales.

En entrevistas, los adolescentes indicaron que los cigarros electrónicos se habían vuelto casi tan comunes en la escuela como las computadoras portátiles, un cambio comparado con hace varios años, cuando pocos de ellos habían visto estos dispositivos.

Sin embargo, eran variadas las opiniones respecto a por qué se habían vuelto populares.

Un porcentaje considerable respondió que utilizaba los dispositivos para dejar el vicio del cigarro o la mariguana, mientras que otros dijeron que nunca habían fumado, pero que les gustaba ser parte de la moda y disfrutaban el sabor.

El ascenso de los cigarros electrónicos, que fue captado en el sondeo anual de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades sobre el consumo juvenil de tabaco, aplicado a unos 20 mil estudiantes, generó protestas de activistas antitabaco.

Advirtieron que los cigarros electrónicos daban al traste con años de avances entre los ciudadanos más vulnerables del país, al hacer que nuevamente fuera normal el acto de utilizar un producto de tabaco, y al introducir la nicotina, una sustancia adictiva, a una amplia población de adolescentes.

Sin embargo, el cambio tenía un lado positivo. La disminución en el consumo de cigarros entre adolescentes se aceleró sustancialmente del 2013 al 2014, una caída del 25 por ciento, el ritmo más acelerado en años.

UCSLP - INTERNACIONALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.