La noticia antes que nadie

¿Qué comer cuando estas borracho?

Si tienes pensado beber esta noche, es necesario planificar tus comidas acorde a eso.

Agencia | 05/03/2015 | 12:05

Tener comida en tu estómago ralentizará la absorción de alcohol, lo que significa que el nivel de alcohol en sangre no subirá tan alto, dice Rosalind Breslow, doctora y nutricionista del Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA, por sus siglas en inglés) De manera que antes de tu próxima salida alcohólica, toma nota de las siguientes reglas básicas:

** Primero, no te olvides de cenar: Una buena cena para antes de beber tendrá granos integrales, proteínas, verduras, y grasas saludables. Como el “burrito bowl”.

** Mientras estés afuera, pica algo salado o picante y luego bájalo con agua. Las palomitas de maíz de cortesía del bar y las nueces mixtas se llevan la medalla de oro.

** Si es humanamente posible, la sopa de miso podría simplemente salvarte la vida.

** Pollo a la parrilla, un sándwich de pavo en pan de trigo, una ensalada César, etc. Estas comidas no son necesariamente jonrones nutricionales, pero sin duda te ayudarán más que comer una porción de pizza o un vaso de yogur helado.

** Si necesitas absolutamente algo grasiento en tu boca, las papas fritas son una opción. Son una comida basura, pero podrían hacerte sentir potencialmente mejor,” dice Blatner. Esto se debe a que las papas tienen potasio y sodio, los cuales son electrolitos que ayudan a equilibrar los fluidos de tu cuerpo.

** Estás tan cerca de tu cama que puedes sentirla. Pero primero, agua de coco.

** Pide algo como huevos con vegetales y papas de desayuno

** Baja todo con mucha agua o un poco de café o té si necesitas cafeína.


¿Todavía no te sientes 100% bien? Eso es probablemente porque anoche bebiste demasiado.
Incluso si has seguido todos nuestros consejos hasta este punto, es posible que tu resaca siga siendo tan grande como la cuenta del bar de anoche. Eso se debe a que demasiada cantidad de alcohol va a lastimar seriamente a tu sistema, sin importar la cantidad de proteína magra con la que lo hayas equiparado. Tu resaca es básicamente un pequeño síndrome de abstinencia , completo con dolor, náuseas, fatiga, mareos, ansiedad, todas esas cosas buenas. Ah, y no te lo imaginas, las resacas empeoran con la edad .

 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.