La noticia antes que nadie

¿Para qué sirven los besos?

Agencia | 03/02/2015 | 11:20

Se le ha denominado filematología, y las más recientes investigaciones en esta disciplina revelan que intercambiar saliva ayuda a escoger la pareja más adecuada, ¿cómo funciona?.

Helen Fisher, profesora de antropología en la Universidad Rutger y experta mundial en la biología del amor, también ha analizado el papel del beso, y asevera que "besar es un poderoso mecanismo de adaptación" presente en más de 90% de las sociedades humanas. Sin olvidar, añade, que "los chimpancés y los bonobos se besan, los zorros se lamen sus hocicos entre sí, las aves se picotean y los elefantes ponen sus trompas en las bocas de los otros miembros de sus manadas".

Según explicó la neurocientífica Wendy Hill durante una reciente reunión de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS), las sustancias químicas contenidas en la saliva nos ayudan a evaluar a una posible pareja para decidir si es la más idónea. Además, besarnos reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y aumenta los niveles de oxitocina, siempre y cuando besemos a la persona adecuada.

En los humanos, el beso es fundamentalmente una cuestión química, según Fisher. La saliva masculina tiene testosterona y los hombres prefieren los besos húmedos porque "inconscientemente intentan transferir testosterona para provocar el apetito sexual en las mujeres", según la experta. Además, este tipo de besos podría ayudarles a "medir los niveles de estrógenos femeninos de su pareja, para hacerse una idea de su grado de fertilidad". En cuanto a las mujeres, el beso les sirve para detectar el estado del sistema inmune de su posible pareja y saber "cuánto se cuida".

Por otra parte, la antropóloga sostiene que existen tres sistemas cerebrales diferentes que evolucionaron en el homo sapiens para permitir el emparejamiento y la reproducción.

1.- El deseo sexual alimentado por la testosterona, tanto en hombres como en mujeres.

2.- El segundo regula el amor pasional u obsesivo y parece estar vinculado a una actividad elevada de la dopamina, un estimulante natural.

3.- El tercero controla el apego y permite a una pareja permanecer unida el suficiente tiempo como para criar hijos; además, está ligado a un nivel mayor de oxitocina.

El acto de besar probablemente estimula esos tres sistemas, concluye Fisher.


Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.