La noticia antes que nadie

Lectores, la mejor opción para enamorarse

Agencia | 12/01/2015 | 11:39

Al igual que enamorarse de un extraño al que nunca verás de nuevo, padeces el anhelo y la tristeza de una aventura terminada, pero al mismo tiempo, te sientes satisfecho. Lleno de la experiencia, la conexión, la riqueza que se produce después de aceptar a otra alma. Te sientes lleno, aunque sólo sea por un rato.

Este tipo de lectura, de acuerdo con la revista Time, se llama “lectura profunda”, una práctica que muy pronto se extinguirá ahora que la gente está siendo más superficial y leyendo menos.

Los lectores, al igual que los que dejan buzones voz y los escritores de cartas, son ahora una especie en extinción.

La peor parte de esta extinción que se avecina es que los lectores han demostrado ser más amables y más inteligentes que el ser humano promedio, y tal vez los únicos de los que vale la pena enamorarse en este infierno superficial que es la tierra.

De acuerdo con ambos estudios en 2006 y 2009 publicados por Raymond Mar, psicólogo de la Universidad de York en Canadá, y Keith Oatley, profesor de psicología cognitiva en la Universidad de Toronto, los que leen ficción son capaces de tener más empatía y “teoría de la mente”, que es la capacidad de soportar opiniones, creencias e intereses aparte de los propios.

Pueden considerar otras ideas, sin rechazarlas y manteniendo las propias. Si bien se supone que esto es un rasgo innato en todos los seres humanos, requiere de diferentes niveles de experiencias sociales y, probablemente, es la razón por la que tu última pareja era tan narcisista.

No es ninguna sorpresa que los lectores sean mejores personas. Después de haber experimentado la vida de otra persona a través de sus ojos abstractamente, han aprendido lo que se siente salir de sus cuerpos y ver el mundo a través de otros marcos de referencia.

Ellos tienen acceso a cientos de almas, y tienen la sabiduría colectiva de todas ellas. Han visto cosas que nunca entenderás y han experimentado la muerte de personas que nunca conocerás.

Han aprendido lo que significa ser una mujer y un hombre. Saben lo que se siente al ver a alguien sufrir. Son sabios más allá de sus años.

Otro estudio realizado en 2010 por Mar refuerza esta idea con resultados que demuestran que mientras más historias se les ha leído a los niños, más aguda es su “teoría de la mente.” Así, mientras que todo el mundo piensa que sus hijos son los mejores, los que leen realmente son los niños más sabios, adaptables y comprensivos.

Si todavía estás buscando a alguien que te complete, para llenar el vacío de tu corazón, busca la raza que está en vías de desaparición. Los podrás encontrar en cafeterías, parques y metros.

Los verás con mochilas, bolsos y maletas. Ellos serán inquisitivos y autosuficientes, y los reconocerás a los primeros minutos de hablar con ellos.

Lo mejor es que:

No te conversarán… Te hablarán

No sólo captan lo que les dices… Te entienden

No sólo son inteligentes… Son sabios.

Si sales con alguien que lee, entonces, también tú, vivirás mil vidas diferentes.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.