La noticia antes que nadie

Leer la pantalla de tu tablet antes de dormir te podría matar

Los impactos podrían verse en cualquier persona que se exponga a un libro electrónico, computador, teléfono inteligente o algunos tipos de televisiones antes de dormir

Agencia | 03/01/2015 | 13:09

Leer en tu iPad antes de dormir no sólo hará que te cueste más quedarte dormido, sino que también tiene un impacto en lo somnoliento y alerta que te sientas al día siguiente, todo esto según una investigación del Hospital de Mujeres Brigham en Boston, Massachusetts. El estudio, que fue publicado la semana pasada en la revista de Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias, aseguró que los impactos podrían verse en cualquier persona que se exponga a un libro electrónico, computador, teléfono inteligente o algunos tipos de televisiones antes de dormir.

Esta nueva investigación volvió a darle importancia a las conclusiones de estudios previos, que también dictaminaron que exponerse a este tipo de pantallas antes de dormir podría ser negativo. “Sabemos, a través de investigaciones previas, que la luz que se emite a través de estas pantallas puede alterar el ciclo del sueño y vigilia, así como también suprimir los niveles de melatonina. El estudio reveló resultados de una comparación directa entre leer desde un dispositivo que emite luz y leer un libro normal y los efectos que esto genera en el sueño”, comentó a HuffPost la doctora Anne-Marie Chang, neuro-científica que trabaja en el departamento de Sueño y Enfermedades Circadianas del hospital.

Si no quieres sentirte como un zombie durante el día, los resultados son claros: Lee un libro impreso si es que necesitas realmente este tipo de estimulación antes de dormir y evita las pantallas como si tu vida estuviera en juego, porque al parecer así sería. Chang comentó a HuffPost que la falta de sueño (no lograr dormir suficiente o tener una mala calidad de descanso) se ha visto relacionada con otros problemas de salud tales como obesidad, diabetes y enfermedades del corazón. También se cree que la supresión crónica de la melatonina puede aumentar el riesgo de padecer de ciertos tipos de cáncer, comentó la doctora.

El estudio siguió a 12 participantes durante dos semanas. Estas personas leían desde un iPad durante cuatro horas antes de dormir, cinco días seguidos, el fue proceso luego repetido con libros de papel. En algunos casos se hizo al revés: Comenzaron con libros de papel y luego siguieron con los iPads.

Quienes leían desde un aparato electrónico se demoraban más en dormirse, tenían menos sueño en la noche y tenían ciclos de sueño REM más cortos que quienes leían libros de papel. Al mismo tiempo, quienes se enfrentaban a la pantalla generaban niveles menores de melatonina, que te ayuda a regular el sueño. También se sentían más cansados al día siguiente, incluso si hubiesen dormido 8 horas.

Sin embargo, es posible que los efectos del mundo real sean mucho peores que lo observado por los científicos. Chang aseguró a HuffPost que debido a que los usuarios de iPad estaban más alerta, las personas que usaban los dispositivos electrónicos solían quedarse despiertos hasta más tarde que sus contrapartes, haciendo que sus patrones de sueño fueran aún peores.

Si no existe forma de despegarte de tu tablet, teléfono o computador antes de dormir, puede que haya una forma de hacerlo más seguro. Puedes utilizar un filtro que bloquea la luz azul: existe una aplicación para Android que produce este efecto, aunque si usas algún dispositivo con iOS tendrás que comprarlo. Si usas un computador, puedes probar usar F.lux. Investigaciones han demostrado que esta luz azul te vuelve más alerta y suprime tus niveles de melatonina lo que tiene un efecto negativo a la hora de dormir.

“La mejor recomendación (aunque no sea la más popular) sería evitar este tipo de aparatos antes de dormir”, aconsejó la doctora Chang al HuffPost.

 

UCSLP - INTERNACIONALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.