La noticia antes que nadie

El arte del buen comer en las calles potosinas

El Centro de la Capital Potosina se distingue por tener una gran variedad de lugares donde comer.

Plano Informativo | 07/10/2012 | 14:09

La humanidad desde tiempo inmemorial debe alimentarse para sobrevivir y esto por consecuencia aparte de una necesidad es un placer para toda la población, sin embargo, como cosa curiosa todos alguna vez tenemos la necesidad de comer fuera de casa, en algunos lugares por emergencia o por gusto en puestos o establecimientos de la calle.

El Centro de la Capital Potosina tiene una gran característica que hay una infinidad de lugares en donde se puede satisfacer esta necesidad o deleitar con manjares de la comida callejera o rápida por cuestiones laborales o simplemente por el gusto de acudir a estos comederos.

Estos lugares que se señalan aquí tal vez sean los más famosos de esta parte de la ciudad, que por un precio accesible se cumple con esta necesidad y sobre todo por su gran cantidad de consumidores, tal vez los hemos frecuentado o simplemente por prisa los visitamos algunas veces en nuestro paso cotidiano por el Centro Histórico.

Los lugares que han sido elegidos fueron en base  a la gran cantidad de comensales que diariamente asisten a los mismos .

En primer lugar uno de los puntos infaltables para comer de manera rápida –aparentemente si no hay una gran fila de espera son las conocidas como las de la calle de Guerrero o de “Oficialía”, por estar casi frente a esta dependencia estatal, las cuales son de gran tamaño, que tan solo con tres gordas rellenas de guisados se puede complacer al más exigente comensal, dicen algunos que hay quienes llegan a consumir hasta seis, lo cual es y será una gran hazaña.

Famosas por ser visitadas por una gran cantidad de gente de todas las clases sociales desde políticos de primer nivel hasta el más humilde de la población.

Son afamadas desde hace años cuando los propietarios vendían en un triciclo en las calles de Díaz de León y Madero, donde incluso cuando Leopoldino Ortíz santos era gobernador en alguna ocasión se le llego a ver comer “a la rápida” en ese lugar.

En este lugar las gordas aparte de sabrosas se consumen con una rica salsa borracha y chiles en vinagre, y alguien de manera normal gasta entre 35 y 50 pesos por el desayuno, muchos oficinistas también son consumidores consuetudinarios de este lugar desde ya hace cerca 30 años que en algunas ocasiones mandan a los mensajeros por ellas.

Cerca, a unas dos cuadras de este lugar, se encuentra una leal competencia que son las Gordas de La Rana, por tener como seña una maceta con la figura de este anfibio, en este establecimiento, que se encuentra en la calle de Díaz de León, entre Guerrero e Iturbide, se venden gorditas de guisados sabrosos que son acompañadas con chiles en vinagre hechos de manera casera y con casi 20 años de satisfacer el hambre, cuando está muy lleno en las de “Guerrero”, es la opción para comer rápido.

Otro platillo de este tipo se puede degustar a unas cuadras, alejados de los dos antes mencionados, y es en la llamada “La Dosis”, en la calle de Insurgentes, frente al Edificio de Seguridad Pública del Estado, donde el buen Gerardo atiende a su clientela con su bonachería y amabilidad.

En este lugar al menos unas 400 personas diariamente consumen sus gordas que son elaboradas en la colonia Satélite y trasladadas en hieleras para que “suden” y no pierdan su calor al consumirlas, y todos al menos consumen “una dosis” de cinco, en este lugar también elaboran desayunos sabrosos desde chilaquiles hasta huevos al gusto y una que otra dieta incluso ordenada por algún nutriólogo.

Las infaltables tortas no son la excepción de esta lista y en la calle de Arista a un costado de la biblioteca del la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, se encuentran las famosas “Tortas del Fitos”  que desde hace mas de 20 años elabora y vende sus tradicionales tortas de lomo, chicharrón o combinadas frías con bolillo calientito acompañadas de una sabrosa y picosa salsa de chile de árbol, además de chiles “toreados”, el precio, una bicoca 19 0 20 pesos por pieza de fácil consumo un par.

También están las tradicionales, famosas y ya cincuentonas tortas de “El Rey” en la calle de Alcalde cerca del Mercado Hidalgo, en donde la gente abarrota este lugar a todas horas del día y que se preparan desde la clásica de lomo, huevo con lomo, hasta la de queso panela frito una delicia, 18 pesotes la torta.

Otras parecidas a las de “Fitos” ubicadas en lugar estratégico, son las de un carrito ubicado en la calle de Vallejo, frente a la Auditoria Superior de Estado, en donde diariamente se puede ver a infinidad de gente degustándolas, mensajeros, burócratas, amas de casa e incluso diputados que van a la rápida a sus oficinas o a las sesiones del Congreso.

Otras  “tortugas” conocidas, y un poco alejadas del centro, son las del “Atorón” ubicadas en la calle de Morelos, la más famosa y primera tortería de esta familia, ubicada en uno de los puestos del Mercado Tangamanga o de la Merced, extraordinarias por su sabor y accesibilidad económica 16 pesos la torta y aquel que no tiene tiempo de ir al puesto puede accesar a comer una de estas por medio del servicio a domicilio, y cabe señalar que no se dan abasto los repartidores, famosas además porque esta elaboradas por uno de los mejores bolillos de San Luis Capital, los de la panadería El Porvenir, que se ubica también en la calle de Morelos.

Y para hablar de tacos imagínese unos de barbacoa bien servidos del carrito de Damián Carmona y Mier y Terán en el lugar conocido como las “9 Esquinas”, esta familia originaria de la comunidad de Jassos, tiene más de 25 años en ese lugar y también atiende desde el más selecto comensal hasta el más terco reportero que quiere de lengua, aunque ya se hayan acabado, en este lugar se llegan a vender en un día 40 kilos de barbacoa de res.

Un lugar poco conocido para muchos como elaboradores de alimentos, digámoslo establecida, es la Pastelería La Condesa, en donde hay varios platillos que van desde las tradicionales tortas de jamón con aguacate y queso frías, si como esas que le preparaba su mamá cuando iba a la escuela, burritos, baguettes de jamón selva negra, una delicia, hasta un excelente sándwich combinado.

Y finalmente para aquellos que la economía no los favorece tanto en días gastados y sin menospreciarlas las gordas de horno del Mercado Hidalgo en donde con 25 pesos, puede quedar más que satisfecho para cumplir con sus tareas laborales

Estos lugares sin menospreciar algunos otros no menos famosos son oasis en el desierto para el más exigente comensal y porque no tragón de diente fino, así es que si ya visitó alguno de estos lugares no deje de acudir y sino lo ha hecho puede darse una vuelta tal vez no se decepcionara.

NISSAN

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.
VISION LASER POPUP